jueves, 25 de septiembre de 2014

El Arte de Componer

A través de los años los músicos hemos visto como algunos colegas están en una continua etapa de creatividad que pareciera sin limites a la hora de componer, improvisar o hacer arreglos originales,  la buena noticia es que todos los músicos sean profesionales o no tienen las herramientas necesarias para hacer algún tipo de composición musical y mantener viva esa etapa de “Creatividad continua”, el detalle ocurre cuando esas herramientas se mantienen por mucho tiempo estancada por eso debemos investigar sobre el arte de componer.

motivo y carácter

Antes que comenzar a cantar o de hacer acordes en nuestro instrumento es importante saber el motivo de nuestra composición, además del carácter que, aunque en ocasiones puede ser tácito en otras nos pueden abrir un horizonte de posibilidades tanto para esa composición como para futuras composiciones, (así que ten tu cuaderno de ideas a mano) por ejemplo, si un tema es alegre lo más lógico es usar tonos mayores, etc. Sin embargo al tener claro el carácter y el motivo podemos hacer un tema triste con tonos mayores pero que evoquen sentimientos encontrados, igualmente lo podemos conseguir con un toque de ritmos lentos, ya que el tempo también hace su trabajo, en fin es importante tener en cuenta tanto el motivo como el carácter que deseamos transmitir antes de iniciar una composición musical.

Partes de la composición

Todo es relativo al estilo de música que hayamos fijado en el punto anterior, es decir si es una obra académica va a tener más partes y cambios de armonía etc. Pero si nos referimos a música popular llámese, pop, balada, jazz, latino, etc. Lo más probable es que posea una introducción, estrofa, estribillo o coro, y así, por tanto dependiendo del género musical escogido será como dispongamos de las partes que llevará nuestra composición.

Estructura

La estructura del tema lo va dar un lápiz y un papel, si ni más ni menos, si estas en un grupo, si estas tu solo en tu casa o como sea no pienses que eso ya lo tienes memorizado, o que lo demás no importa, pues si importa y mucho si sabes tocar algún instrumento acústico te recomiendo copiar los acordes de la estrofa, los acordes del estribillo y así sucesivamente, si va a existir de pronto un puente o alguna variación escribe todo lo que tengas en mente eso va a definir mucho de lo que es componer y no medio componer, si no tocas ningún instrumento trata de grabar una maqueta en tu teléfono o en tu ordenador pero con lápiz y papel en mano para que no dejes nada por fuera si son 6 veces que vas a cantar el coro a lo largo del tema debes cantarlo 6 veces, ahora te cuento una anécdota, en par de ocasiones me ha ocurrido que han requerido mis servicios de arreglista y me envían una maqueta con una estrofa y un estribillo y cuando les pregunto que si es que su canción solo tiene estrofa y estribillo me dicen que lo demás es igual, en otra ocasión me dijeron que me encargara del resto, lo cierto es que a pesar de que en la música los patrones pueden ser totalmente diferentes de un músico a otro se debe tener en consideración que las cosas hay que hacerlas lo mejor que se pueda y hacer una canción es como concebir un hijo no debes dejarlo a la mitad.

arreglo musical

Ahora estamos en la parte donde mejor me desenvuelvo, pues es a lo que me dedico, organizar las ideas musicales; a mi parecer lo primordial es hacer un chequeo del tema individualmente según lo concibió el compositor, en esta parte es importante destacar los elementos agradables, los que tienen gancho y todo lo que este demás desecharlo, del mismo modo, todo lo que no influya en el resultado final debe ser eliminado.
Luego de hacer esto es importante pensar un momento la tonalidad del tema, pensar en el cantante o los cantantes, los instrumentos disponibles y más importante aún el nivel o desarrollo musical de cada uno de los integrantes o de quienes van a interpretar la pieza, para con todos esos datos entonces comenzar a trabajar en el arreglo, posteriormente es transcendental buscar el punto exacto donde el contexto musical fluye mejor, como una historia que se va contando los acordes pasan, nuevos acordes nuevos instrumentos, contra cantos, obstinatos, entradas a tiempo entradas en anacrusa, etc. Dependiendo de nuestro análisis inicial debemos usar o no ciertos elementos pero el objetivo final es que el arreglo tenga un gusto desde el inicio hasta que acabe y esto se puede lograr incluso con géneros monótonos pero que siempre algo puede romper un poco esa monotonía como sonidos nuevos etc.

producción del tema

Para la producción de un tema musical es importante tener un equipo de trabajo, ya que el este proceso de por si tiene varias fases pero si se hicieron bien las cosas en principio todo debería correr sin problemas, debo señalar que este tema excede el límite de este tutorial por ser un contenido bastante amplio sin embargo voy a estructurar algunos de los pasos a seguir para hacer una composición y verla plasmada en audio, para eso imaginémonos en el estudio de grabación con nuestro productor, arreglista e ingeniero de sonido.
  1. Crear una sesión de grabación en nuestro software favorito
  2. Insertar el arreglo del tema en una versión midi o maquetada en donde la estructura y el arreglo esté contenida para ayudar a la grabación de los músicos.
  3. Grabación de los músicos dirigida por nuestro productor.
  4.  Edición del audio.
  5. Mezcla del audio.
  6. Mezcla del audio.

Como ya dije la producción de un tema musical abarca más de lo que está pensado para este post pero les recomiendo leer algunos artículos sobre la mezcla y la masterización que ayudarán sin duda alguna a la comprensión de cómo ver finalizada nuestra idea musical que ahora podemos llamar sin miedo NUESTRA COMPOSICIÓN MUSICAL.

Si te gusto este articulo suscribete o si quieres comparte en tus redes sociales.
Alfredo Goncalves.

0 comentarios:

Publicar un comentario